No, no, no me refiero a una versión discotequera. En realidad me estoy refiriendo a la interpretación de la “Marcha Imperial” de Star Wars a través de una disquetera o incluso a través de un disco duro.

Lo mejor en estos casos, es que los videos hablen por si solos.