En el momento en que las tropas imperiales asaltaron la nave de la princesa Leia (justo al comienzo del episodio IV de Star Wars), ésta fue apresada y transportada a la conocida “Estrella de La Muerte”. Justo en ese momento, Leia tenía la oportunidad de enviar un mensaje secreto a la alianza rebelde.

Si Leia acaba custodiada por dos soldados de asalto, de los cuales uno está perdidamente enamorado de ella, está claro que es difícil transmitir un mensaje secreto. Precisamente esta historia, es la que nos cuentan los chicos de “College Humor” en el siguiente vídeo.