La historia del Batmóvil

licoln-futura

Hace poco leíamos la noticia de la venta del Batmóvil original utilizado en la serie de TV sesentera del hombre murciélago era subastado por la escalofriante cifra de 3,4 millones de dólares. A algunos les parecerá una locura, sobretodo teniendo en cuenta que su primer dueño pagó 1$ por el original Lincoln Futura antes de convertirlo en el Batmóvil, pero para los más nostálgicos (y ricos con mucha pasta) el desemboloso vale la pena. No se sabe a ciencia cierta quien ha sido el comprador pero varias fuentes apuntan a que Rick Champagne, dueño de una compañía de logística de Tempe (Arizona), es quien posee este clásico de la TV.

La historia de este coche es tan peculiar que merece la pena que el dedicarle un artículo. Iniciamos la aventura en el 1917 , cuando Henry Leland y su hijo Wilfred Leland fundan la Lincoln Motor Company en Detroit, cuyo nombre es un homenaje a Abraham Lincoln, a quien los fundadores tenían en muy buena consideración. Sus primeros trabajos consistían en montaje de motores para aviones de guerra que combatían en la IGM. Las piezas eran suministradas por Ford, y fue precisamente esta empresa quien decidió comprar la Lincoln Motor Company tras finalizar la guerra.

licoln-futura

Ford cambió el modelo de negocio por completo y reorientó la producción de la empresa a coches de lujo. En 1955 la Lincoln Motor Company presentó un modelo conceptual denominado Lincoln Futura, cuyos diseñadores fueron Bill Schmidt y John Najjar quienes declararon basarse en un tiburón mientras ideaban el perfil final del cohe. El modelo se construyó en Italia y fue paseado por medio mundo causando sensación. Pero parecía un coche futurista adelantado a su tiempo por lo que su fabricación fue cancelada.

En el año 1959 fue pintado de rojo para su aparición en la comedia It Started with a Kiss, protagonizada por Debbie Reynolds y Glenn Ford. Y ya en 1965 fue adquirido por George Barris, famoso por su trabajo de customización de vehículos para el cine y la televisión. Barris convirtió el modelo original en el batmóvil final de la serie de tv, protagonizada por el personaje de cómic de DC en los años 60. El coche se convirtió en un indispensable en la serie, que se identificaba con Batman hasta el punto de converstirse en todo un icono.

batmovil

Finalizada la serie Barris continuó siendo el propietario hasta que 3,4 millones de euros han sido suficientes para que su garaje vuelva a tener un hueco, mientras que su cuenta bancaria se llena.

Saludos cinéfilos!!