Bruce Wayne y Tony Stark, también conocidos como Batman y Iron Man, respectivamente, son dos de los superhéroes más adinerados del mundo del cómic/cine. Sus amplias fortunas (heredadas) les permiten hacerse con los artilugios, vehículos o armas más caras del panorama.

Moneymarket revela dos interesantes infografías, donde podremos ver el desglose de los detalles financieros de ambos superhéroes.

Está claro que para ser un superhéroe de esta clase, hace falta algo más que habilidades físicas, algo que no se pueden permitir otros miembros del sector “héroe” más humildes, como el pobre Peter Parker (Spider Man).

Vía: firstshowing.net