Unos 10 millones de dólares fue lo que costó realizar esta escena para después ser eliminada de la cinta original.
Esta escena, la cuál iniciaría la película, mostraba a Superman llegando a Krypton en una curiosa nave espacial. No encuentra nada, sólo rocas y un gigantesco símbolo de Superman.

Recordando la película, Superman llegaba de Krypton diciendo que no había encontrado nada, pues aquí está lo que sucedió, contado en 5 minutos y con el nombre de “Return to Krypton“.