Quilpué es una cuidad chilena, también conocida como Ciudad del Sol, que ha tenido la brillante idea de montar una escuela de artes marciales. Pero ¿Por qué montar una escuela típica de artes marciales cuando puedes darle un toque más “marketiniano”? Pues precisamente es lo que han hecho los responsables de la escuela, denominarla “El templo del Jedi”.

Los profesores enseñan allí valores como la nobleza, lealtad, etc… que combinadas con la defensa personal hacen que los chavales entre 6 y 12 años se lo pasen en grande. La idea surgió de una exposición de Star Wars que visitó Chile y que rápidamente caló en los educadores chilenos.



Saludos cinéfilos!!