Los creativos responsables de la publicidad de Carlsberg han elegido un cine para llevar a cabo su última campaña. Se les ha ocurrido llenar todas los asientos del cine con “moteros”, quienes son reconocidos por sus tatuajes, chalecos negros y cortes de pelo. Pero no todo el cine está lleno ya que sólo dos butacas están libres, las de aquellos que llegan y se encuentran con todos los “moteros” mirándoles. ¿Cómo reaccionarán?

Saludos cinéfilos!!