No, no, no quiero decir, con el título de este post, que la película “El Imperio Contraataca” sea aburrida y que uno se duerme al verla. Quiero referirme a la posibilidad de dormir arropados por la tersa piel de un Taun Taun al igual que hizo Luke (aunque él se estaba congelando en ese momento).

Las imágenes de más abajo demuestra que es posible, al menos para los pequeños de la casa (o no tan pequeños), gracias a un curioso saco de dormir que Thinkgeek elaboró, a modo de broma, pero que ahora se comercializa dado su éxito.

La cabeza del animal sirve de almohada, su estampado interno tiene forma de intestinos y su cierre de cremallera tiene forma de sable láser. Muchos detalles a un precio que ronda los 100 $.