Imagen Los Siete Samurais

Póster Los Siete SamuraisThe Internet Movie Data Base es la más importante web en internet sobre cine, que no es poco decir. Tiene una lista de las mejores películas de la historia del cine según los votantes de todo el mundo. Además el sistema de votación no es media aritmética, sino que sigue una distribución estadística seria para ponderar, o lo que es lo mismo, le da menos valor a los valores extremos para que si una película obtiene un resultado muy bueno o muy malo sea porque realmente es muy buena o muy mala. Partiendo de la premisa de que hacer una lista de las mejores películas para muchos será como hacerla de los mejores colores, os diré que es casi imposible que un film con más de un 7 en el imdb no merezca la pena según mi experiencia. Pues bien, Los Siete Samuráis (Schichinin no samurai, 1954) logra un 8’8, y está entre las mejores de la historia del cine según la lista y casi la única no angloparlante ubicada en los primeros lugares. Con esto sólo quiero dar una idea de lo buena que es esta obra dentro de unos parámetros más o menos “objetivos”, tras lo cual sólo puedo decir que para mí es un 10, no en vano la incluyo dentro de esta sección de obras maestras.

La historia embelesa desde el principio: un grupo de bandidos en el Japón del siglo XVI que se dedican a arrasar poblados robando a los campesinos sus escasos bienes, necesarios para subsistir, planean trabajarse un pequeño pueblo, pero uno de los desgraciados integrantes del mismo escucha sus planes y se los comunica al resto de los aldeanos. Éstos deciden en consenso contratar a cuantos samuráis puedan para defenderse y sobrevivir. A partir de ahí se desarrolla esta obra mastodóntica (en calidad y duración), contada por la experta mirada del maestro Akira Kurosawa con conmovedora brillantez, caracterizada por la heroicidad de sus personajes, sin embargo creíbles como seres humanos con diversos caracteres y motivaciones propias.

Y es que al frente del proyecto estaba Akira Kurosawa, el más occidental de los directores japoneses, y es que esto de las influencias es un curioso boomerang. John Ford fue necesariamente influenciado por creadores como Griffith. Kurosawa se fijó más que ninguno de sus compatriotas en Ford (el tratamiento de esos secundarios bonachones y desenfadados, casi cómicos a pesar de sus miserias apunta directamente a él). Y además de ser el más famoso creador de cine oriental, es fuente de la que beben cineastas tan queridos como Miyazaki, Coppola, Lucas (La Guerra de las Galaxias es una versión sui generis de La Fortaleza Escondida, de la que hasta realiza algunos planos idénticos) o Spielberg, que en alguna ocasión han expresado su admiración por el director nipón, con quien le unió no solo amistad sino proyectos en común. Y siendo francos, Spielberg está omnipresente como influencia en el cine actual.

Pero olvidémonos por un segundo de que Los siete samuráis es una obra maestra, no solo para mí sino reconocida como tal con pasmosa unanimidad. Olvidemos el imdb. Olvidemos que tiene un guión perfecto. Olvidemos que los personajes convencen, que Toshiro Mifune es un actor genial y éste uno de sus mejores personajes. Y que el mensaje es imposible de olvidar (honor, violencia, madurez, clases sociales,… ). Olvidemos que a Coppola se le cae la baba viendo esta peli. Olvidemos todo lo contrastado y lo importante que ha sido para la historia del cine. Simplemente veamos la película, porque aun olvidándolo todo, nos lo vamos a pasar endiabladamente bien con las aventuras que presenciamos.
Esto es cine, amigos.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”B00INY6UFE”]