El debút del reputado guionista argentino Alejandro Fadel como director no podía haber sido más exitoso, su ópera prima Los Salvajes consiguió en el pasado Festival de Cannes el premio de la crítica. Su obra cruda sobre la huída de unos jóvenes fugitivos causó sensación, lo que se ha repetido en el recientemente finalizado festival de Sitges (nosotros la hemos visto en filmin).

El director define su cinta como un falso western, eso sí los vaqueros son sustuídos por jóvenes que escapan de una prisión y que se encuentran solos con la naturaleza. En la soledad tendrán que encontrar la autosuficiencia mientras son conscientes de sus problemas comunicativos y su dificultad para reintegrarse en la sociedad. Su salvajismo y su falta de empatía con el resto de habitantes contrasta con su deseo de vivir, de disfrutar lo que nunca tuvieron y que buscan en las drogas y en el asesinato de sus semejantes.

Los salvajes cuenta también con un protagonismo absoulto del paisaje
, la Sierra de Córdoba (Argentina) se muestra como un laberinto donde nuestros protagonistas se esconden, abandonada su niñez prematuramente tendrán que sobrevivir.

Film lento, sin artificios y con un planteamiento tan realista como pesimista, el título no es apto para estómagos sensibles ni para aquellos que cambian de canal cuando la tv muestra noticias que no les gustan.

Saludos cinéfilos!!