cartel-ice-age-3Manny, Diego, Sid y compañía vuelven a las andadas por tercera vez, por desgracia más flojos que nunca. Como toda saga que se precie, la fórmula repetida empieza a agotarse y la evolución de los personajes es típica y facilona. Lo que arrasó en la primera entrega, la originalidad de los protagonistas y sus relaciones, pasó en la segunda Ice Age a la conocida trama amorosa y ahora, a la del bebé en camino. Lo cierto es que recuerda un poco a la evolución de los tres Shrek. Y con idéntico resultado.

Con la historia del bebé de Manny y Ellie como fondo, los guionistas han decidido sacar “La edad de hielo” del hielo para conseguir más posibilidades tanto en la animación y los escenarios como en las secuencias de acción. Así que, tratando de salvar a Sid de una de sus locuras, esta extraña familia acaba en el mítico mundo perdido, una selva llena de peligros, caídas mortales, gases letales, ríos de lava y… montones de dinosaurios. Gracias a todo ello, la película consigue probablemente algunas de las mejores secuencias de persecución de la saga, desde luego lo mejor de esta tercera entrega.

ice-age-31

A la lista de personajes se añade además el desquiciado Buck, una especie de capitán Ahab versión comadreja, obsesionado por el diabólico y monstruoso tiranosaurio Rudy. Aunque el personaje consigue algunos buenos momentos, no resulta suficiente para mantener la comedia y las bromas del resto de protagonistas, especialmente de Sid, cansan. Para mantener la película en pie, se ha tirado del personaje estrella de la saga, la ardilla Scrat y su famosa bellota, en una historia paralela entremezclada con la principal. El problema es que lo que convirtió en estrella a la ardilla fue que solía aparecer como un bombón sorpresa en momentos muy puntuales. Viéndola en esta entrega cada pocos minutos (además algunos de los sketches ya habían sido difundidos por Internet) se consigue agotar al mejor personaje de dibujos animados de los últimos tiempos.

No es que Ice Age 3 sea un fiasco, sino que dado el gran éxito de la primera entrega, ice-age-3-scrat3es decepcionante no encontrar lo mismo en las secuelas. La película es simplona, graciosilla, bien dirigida, con una factura excelente y entretenida para los más pequeños, o sea, está a la misma altura de todas las peliculillas de animación que suelen estrenarse. Predica los mismos valores de amor, familia, amistad, tolerancia, etc de costumbre con la misma poca gracia habitual, exceptuando por supuesto a la grandiosa Pixar, al parecer la única productora a la que aún le preocupa su reputación.