Crítica Chronicle

TÍTULO ORIGINAL Chronicle
AÑO 2012
DURACIÓN 83 min.
PAÍS Estados Unidos
DIRECTOR Josh Trank
GUIÓN Max Landis
MÚSICA Varios
FOTOGRAFÍA Matthew Jensen
REPARTO Dane DeHaan, Alex Russell, Michael B. Jordan, Michael Kelly, Ashley Hinshaw, Anna Wood, Joe Vaz, Luke Tyler, Matthew Dylan Roberts
PRODUCTORA 20th Century Fox
GÉNERO Fantástico | Drama
SINOPSIS Tres amigos de Portland se ven expuestos a una misteriosa sustancia en un bosque y, como resultado, empiezan a desarrollar increíbles poderes. Entonces deciden trabajar juntos para perfeccionar sus habilidades, pero una serie de problemas personales acaban por enfrentarlos. (FILMAFFINITY)

Si la memoria no me falla, creo que fue en el Spiderman de Sam Raimi donde apareció la frase «un gran poder conlleva una gran responsabilidad» y es en Chronicle donde un servidor ha visto que esto encaja a la perfección. ¿Qué responsabilidad se puede pedir a un joven en plena adolescencia? Las hormonas alteradas, la aún pobre percepción de la sociedad que le rodea o la sesgada percepción de las consecuencias de tus actos, son temas a tener en cuenta cuando alguien se plantea el cómo te cambiaría la vida a los 17 si de repente tuvieras superpoderes. Creo que esta visión del hijo del gran John Landis (de quien es el guión), es mucho más cercana a la realidad, salvando las distancias evidentes, de la que pudiera adoptar el entrañable Peter Parker. Por definición, los superhéroes son personas altruístas y dedicadas a darlo todo por el prójimo, pero cuando eres joven (en líneas generales, entiendanme) tu cabeza está más cercana a los Rolling Stones que a la Madre Teresa y eso es algo que siempre me había rondado desde que abrí mi primer cómic. Nunca lo había visto plasmado en ninguna obra (visual, escrita o dibujada). Hasta ahora.

Esta premisa de la que arranco se ve reflejada, con mayor o menor intensidad, en el trío protagonista de Chronicle. Me gusta que los tres chicos sean completamente distintos y tengan problemas totalmente diferentes antes de recibir los superpoderes. Está claro que su forma de ser influirá en cómo usarán los poderes, pero son sus problemas pasados y su vida, hasta el momento del cambio, los que determinarán cómo aprovechan o despilfarran su don. Está muy bien reflejado el cómo al principio los tres juegan y conocen sus nuevas dotes casi a la par, entre bromas. Según transcurre la película, cada uno comenzará a usar sus habilidades de una forma distinta y acorde a su forma de enfrentarse a la vida. Me encantó la evolución de los personajes, pero destaco la del personaje que interpreta Michael Kelly, un chico inadaptado con fuertes problemas familiares, que me recordó en cierta medida a la Carrie a la que diera vida Sissy Spacek. Es cierto que los tres se adaptan muy bien al papel, pero en este caso, el cambio se aprecia paso a paso, mientras que los otros dos, siguiendo la pauta marcada por los superhéroes clásicos, no varían mucho sus actos a lo largo del metraje.

Lo primero que me sorprendió de Chronicle es que no sabía que está rodada en formato cámara en mano. Me gusta la idea de que prácticamente todo lo que vemos está rodado por nuestro protagonista y su inseparable cámara. De igual manera, en los momentos en los que este no aparece o no lleva consigo la cámara, se nos muestra la acción desde otras cámaras (la que lleva una de sus compañeras de instituto, cámaras de seguridad, cámaras de vigilancia del supermercado, videoaficionados,…). Me pareció un estilo bastante curioso, aunque es cierto que en el tramo final, quizás debido a la complejidad de las tomas, hay escenas en las que esta premisa se pierde, rompiendo un poquillo el encanto. Una escena que me encantó es la que se muestra a uno de los protagonistas en la puerta de la casa de la chica que le gusta. Ella le está rodando, por lo que nosotros nos situamos en la lente de su cámara y no veríamos la cara de la chica de no ser por un espejo estratégicamente situado, lo cual otorga un plano bastante resultón.

El trío actoral encaja muy bien en su papel. Como he dicho arriba, cada uno con sus miedos, éxitos o fracasos, se toma sus poderes como buenamente puede. La verdad es que cada personaje, en especial los dos que son familia, hace reflexionar bastante en ese punto de «¿qué harías si de repente tuvieras superpoderes?». Puede parecer algo trivial, pero veo factible cualquiera de las opciones representadas en cada uno de los chicos. Creo que hasta la fecha y salvando Watchmen, no había visto unos superhéroes tan humanos y por lo tanto, tan llenos de errores, por lo que más que superhéroes podríamos denominarlos superhumanos. Los actores de reparto no destacan ni para bien ni para mal. Cumplen su cometido aunque el padre de uno de nuestros protagonistas me parece un poco «extremo», pero no por ello irreal.

Los efectos especiales son otro punto fuerte de la película. Al estar rodada de esa manera tan peculiar, los FX parecen mucho más reales o cercanos. Comienzan de forma muy tímida, pero poco a poco van creciendo hasta la apoteosis final. Diríamos que su espectacularidad va in crescendo paralelamente a la evolución del trio protagonista. Puede que a alguien le resulten sencillos, pero creo que es ahí donde radica su éxito, pues su aparente sencillez les dota de un realismo realmente apabullante, salvando los últimos veinte minutos que pueden recordar visualmente un poco a Cloverfield y argumentalmente a Akira.

En definitiva, aunque Chronicle no es una película redonda (sus diálogos en ocasiones son demasiado absurdos y tarda una media hora en arrancar), si que es una de esas que no hay que dejar pasar. Para ser la ópera prima de Josh Trank, está bastante más que bien. Chronicle no es una película de acción, aunque la tenga, no es una película de superhéroes al uso, aunque pueda parecerlo. Chronicle es la muy recomendable historia de tres convulsos adolescentes a los que un buen día el azar sitúa por encima del resto de la humanidad, con todo lo que ello supone. Y ahora planteatelo tú: Si un buen día recibieras un poder absoluto que te situara por encima de todos… ¿qué harías?

Lo Mejor: La evolución del personaje central y el formato en el que está grabada.
Lo Peor: Que tarda un poquillo en arrancar y que sea vista como «otra de superhéroes».