‘Todo el tiempo estaba seguro de que el túnel se vendría abajo y le aplastaría, o si no la bóveda entera se abriría, y el cielo aparecería bajo sus pies, y caería a la tierra con la lluvia celeste. El castigo de Yavhé había llegado, un segundo Diluvio’.La Torre de Babilonia – Ted Chiang

Un túnel. Un pozo. Una torre. Tres ideas, tres conceptos en uno que utiliza Jeff VanderMeer en su novela ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’), obra que ha sido plasmada en imágenes por Alex Garland, uno de los directores que como Tarantino saben hacer del homenaje y las referencias su mayor acierto… o su mayor error según se mire…

Tenía los rasgos desfigurados, como si la bestia estuviera sufriendo un tormento interior extremo’Aniquilación – Jeff VanderMeer

Si algo me llamó especialmente la atención de algunos de los primeros pasajes de la novela de Jeff VanderMeer fue la manera en la que este jugaba con la idea del túnel, del pozo y de la torre y de como las distintas protagonistas de su obra denominaban a un mismo sitio de formas tan diferentes. ‘Una torre alta y un pozo profundo o lejos de Nomohan’, así se titula uno de los capítulos de ‘La crónica del pájaro que da cuerda al mundo’ de Haruki Murakami. ‘Cuando debas ir hacia arriba, busca la torre más alta y sube hasta la cúspide. Cuando debas ir hacía abajo, busca el pozo más profundo y desciende hasta el fondo. Cuando no haya corriente, quédate inmóvil. Si te opones a la corriente, todo se seca. Si todo se seca, el mundo se ve envuelto por las tinieblas’. La bióloga, la perdida de los nombres en la novela de VanderMeer es algo que también hay que analizar profundamente, es la única persona seducida ante tan extraña construcción de la misma manera que le ocurre a Toru Okada con el pozo que hay cerca de su casa en ‘La crónica del pájaro que da cuerda al mundo’. Ambos lugares sirven para mostrar proceso de transformación que sufren los personajes. Y en ambos lugares, la presencia o ausencia de agua tiene vital importancia (‘Por el agua que está donde no debería estar. En cualquier caso, debe tener mucho cuidado con el agua’. ‘De modo que cerré otra vez los ojos. De modo que volví a soportar la luz y me estremecí y gemí, disponiéndome para el torrente de agua en la boca’). Cuando debas ir hacia arriba, busca la torre más alta. Cuando debas ir hacía abajo, busca el pozo mas profundo. Esta frase, esta idea se puede hacer extensible a las intenciones de las protagonistas de la novela de VanderMeer y de la percepción que tienen cada una de ellas del lugar, especialmente y como no puede ser de otra manera en el caso de la bióloga. ‘A veces, sin embargo, la soledad me punzaba el corazón’ dice Okada,  ‘Mi soledad y desesperación eran demasiado profundas’ cuenta el Teniente Mamiya, ‘la sensación de soledad y devastación fue en aumento’ reconoce la bióloga. Varias personas y dos entornos, en el caso de ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’) extensible a toda el área X, que acrecientan dichos sentimientos sobre los que VanderMeer vuelve constantemente en su novela: ‘una soledad profunda e infinita, como si le hubieran concedido un don con el que ni supiera qué hacer’. Pero no solo estas ideas pueden llevar al lector a pensar en la novela de Murakami al leer la de VanderMeer y viceversa, el título de la obra de Murakami ‘La crónica del pájaro que da cuerda el mundo’ hace referencia a un pájaro cuyo ricric sonaba como si estuviera dando cuerda a un reloj y a la manera en la que May Kasahara (Murakami es un gran creador de personajes femeninos) llama a Okada: ‘pájaro-que-da-cuerda’; mientras que el marido de la bióloga se refiere a esta como ‘pájaro fantasma’.

 

A pesar de que la película de Garland explora la evolución de su personaje principal interpretado por Natalie Portman, este ha dejado de lado tanto la idea del ‘pájaro fantasma’ como en el encuentro con esa extraña construcción con la que ninguna de las protagonistas se pone de acuerdo para como referirse a ella y que tiene una vital importancia en la historia de VanderMeer. En el año 2016, Denis Villeneuve dirigió con permiso de su ‘Blade Runner 2049’ una de las cintas de ciencia ficción mas estimulantes de los últimos años. ‘La llegada’ (‘Arrival’) estaba basada en una historia corta escrita por Ted Chiang titulada ‘La historia de tu vida’ (‘Story of your life’). Bajo este mismo título se editó una recopilación de diversas historias del autor donde se incluía ‘La torre de babel’ (‘Tower of Babylon’) y como no podía ser de otra manera también estaba la que daba titulo al libro. Resulta imposible que el lector de ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’) no se acuerde de estas dos historias a la hora de leer la novela de VanderMeer, en el primer caso por esta ‘torre’ que para Chiang parece explicar la forma del mundo y que en que tanto en la obra de Chiang como en la de VanderMeer son recorridas y exploradas por sus protagonistas. En el segundo caso por la importancia que el lenguaje parece tener en ambas historias. Si la protagonista de ‘La historia de tu vida’ (‘Story of your life’) es una lingüista reclutada para encontrar una forma de comunicación con una especie extraterrestre que ha llegado a la Tierra, en ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’), la protagonista recalca la necesidad de tener en el equipo una lingüista (‘Yo no tenía el cerebro adecuado para aquella tarea, ni ella tampoco: necesitábamos una lingüista’) para poder descifrar aquellos extraños mensajes que van apareciendo escritos en las paredes de la torre o del túnel. Sin duda alguna la lingüística forma parte de ambas historias aunque en el caso de la historia de Chiang y por tanto de la película de Villeneuve con mucha mayor importancia y profundidad aunque ciertas frases resultan demasiado similares. ‘La idea de pensar de forma lingüística pero no fonológica siempre me había intrigado’, ‘Yo continuaba enfrascada en el análisis del significado lingüístico, sin llegar a la idea de tomar una muestra física’. El reptador de VanderMeer, los octópodos de ‘La historia de tu vida’ (‘Story of your life’), el Yavhé de ‘La torre de Babel’ (‘Tower of Babylon’)  de en ambos casos Ted Chiang, diversas formas de comunicarse con su entorno, diversas formas de mostrar diferentes visiones de la realidad.

Pero los paralelismos entre la novela de VanderMeer no solo se centran en la obra de Chiang o la de Murakami. En el año 2002, el español Alberto Sánchez Piñol publicó la novela ‘La piel fría’ (‘La pell freda’) que recientemente ha sido llevada a la pantalla grande de la mano del director francés Xavier Gens. En ella, el escritor narra la historia de un antiguo combatiente irlandés que huyendo de su país acepta una oferta que le llevará a una isla desierta donde solo hay un faro, una casa y un habitante que lleva por nombre Batis Caffó. El enfrentamiento que se establece entre el protagonista de la novela de Sánchez Piñol y Caffó o el miedo existente del primero hacía el segundo es similar a lo que se plantea en la novela de VanderMeer, así como la descripción que ambos autores hacen del faro: ‘La zona del faro más próxima al suelo estaba llena de cuerdas fijadas a la pared por unos grandes clavos. Colgando de las cuerdas, latas vacías, a menudo en pareja. (…) Más detalles incomprensibles: las junturas de las piedras se habían rellenado con clavos con la punta hacía afuera. Clavos y cristales rotos, una infinidad de cristales’ en ‘La piel fría’ y ‘Del lado del mar había otro muro, una fortificación en lo alto de la duna de aspecto aún más sólido, rematada con vidrios rotos y, como vi al acercarme, con una almenas que creaban líneas de visibilidad para rifles’. No solo la descripción del faro resulta similar sino que además los lectores de ambas novelas notaran un detalle más: La amenaza o la aparente amenaza que se cierne sobre los protagonistas parece venir el mismo sitio, del mar. ‘Al principio el autor no hacía ninguna referencia a la naturaleza del ataque ni a la identidad de los atacantes, pero el asalto procedía del mar y mató a cuatro de los nuestros’. Tras leer la novela de Sanchez Piñol o haber visto la película de Gens es fácil que el lector de ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’) tenga demasiado presente la descripción y representación del faro así como de los ataques a los infortunados habitantes de la isla que hace el autor español.

 

Tras estas líneas en las que se habla de la novela de VanderMeer, la decisión de que Alex Garland haya sido la persona encargada de plasmarla en imágenes es más que acertada. Garland es sin duda alguna uno de esos guionistas y directores cuyas obras contienen gran cantidad de referencias a otras películas y/o novelas. Todo ello mezclado con inteligencia pero que hace de muchos de sus guiones un trabajo por momentos mas centrado en combinar diversos elementos que en encontrar un sitio propio. ‘Sunshine’ no deja de ser la versión luminosa de ‘Event Horizon’ de Paul W.S. Anderson, los paralelismos entre las historia de ‘The Raid’ (‘Serbuan Maut’) de Gareth Evans y ‘Dredd’ cinta firmada por Pete Travis pero que según su protagonista Karl Urban fue rodada por Garland, son mas que evidentes (Además la película de Travis posee escenas prácticamente iguales a la de Evans), su debut oficial como director con ‘Ex-Machina’ posee demasiados elementos que parecen extraídos de ‘The Machine’ de Caradog W. James y ‘Beyond the black rainbow’ de Panos Cosmatos. Como no puede ser de otra manera, su ‘Aniquilación’ a pesar de haber quitado las referencias anteriormente comentadas y que se pueden apreciar en la novela original, posee varías que hacen de esta película otra de esas cintas marca de la casa. ‘Aniquilación’ de Alex Garland podría haberse titulado ‘Lena, the girl with all the gifts’ y por lo menos a la persona que escribe estas líneas no le habría resultado excesivamente extraño.

 

En el año 2016,  Colm McCarthy adaptó la novela homónima de Mike Carey en ‘The girl with all the gifts’. La novela y la película supusieron un nuevo y fresco acercamiento a un género que está dando muestras de cansancio debido a la saturación de películas, novelas y series de televisión que explotan la creciente fama de los zombies y todo lo relacionado con los muertos vivientes. En una base militar, un grupo de científicos se dedican a investigar a un extraño grupo de sujetos: Niños de apariencia normales que poseen instintos zombies pero que bajo ciertas circunstancias pueden ser controlados. Es cierto que las historias de ‘The girl with all the gifts’ y la de ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’)  de Garland no parecen tener demasiados puntos en común pero la idea de mostrar la evolución de la naturaleza, de las plantas y las esporas hace que de alguna manera estén hermanadas, algo que también se puede hacer extensible a la novela de VanderMeer.

 

Garland deja de lado la exploración del túnel, o del pozo o de la torre para centrarse en la del área X algo que puede resultar un tanto pesado para los espectadores mas impacientes y que rompe con la esencia de la novela en la que se basa: No solo las protagonistas tienen nombre sino que además se establece un vinculo entre ellas que hace que el espectador tenga información acerca de sus vidas algo que no ocurre en la novela. Puede que el director y guionista haya decidido no mostrar el proceso de investigación del túnel, de los escritos que hay en él y haya cambiado la transformación, la autoexploración de la protagonista para no recargar demasiado su película en lo filosófico, algo que aún así parece haber resultado una losa demasiado pesada no solo para parte del público sino también para la productora que no ha querido arriesgar estrenando esta película en cines haciéndolo directamente en la plataforma Netflix.

 

Si el resplandor del área X es un prisma que refracta todo, lo mismo se puede decir del trabajo de Garland como guionista y director. En el siguiente párrafo se van a establecer ciertas comparaciones entre la cinta de Garland con otras películas por lo que puede haber SPOILERS por lo que si no quieres leerlos te recomendamos que saltes al siguiente párrafo. El primer nombre que al espectador le podrá venir a la cabeza al ver ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’)  no es otro que el de David Lynch. La manera elegida para mostrar el encuentro entre Kane (Oscar Isaac) y Lena (Natalie Portman) tanto por la forma como por el fondo parece extraída del imaginario del director de ‘Carretera Perdida’ (‘Lost highway’). John Carpenter también está presente en la cinta de Garland, en la que este ha añadido una escena que no está en la novela original y que sin duda alguna hará que a muchos espectadores les venga a la memoria su mítica ‘La cosa’ (‘The Thing’. Nota: El lector también apreciará la sombra de Carpenter y ‘La cosa’ en la novela de VanderMeer aunque como ya se ha dicho en otra escena y de una manera diferente pero un fondo similar, con una esencia parecida). Cronenberg y su loa a la nueva carne también hace su pequeña aparición en la ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’) de Garland. Y como no puede ser de otra manera, Jack Finney, Don Siegel, Philip Kaufman o Sean Ellis y su ‘The Broken’ tienen una presencia estelar en esta película. Personalmente tampoco pude dejar de pensar en ‘Die Tür’, película dirigida por Anno Saul según una novela de Akif Pirincci. Otra vez un túnel mostrará a su reflejo a los protagonistas. ¿Estaría mal hablar también de Nabokov?) Es probable que muchos espectadores no dejen de pensar en ‘The Descent’ de Neil Marshall por volver a estar ante una película donde el peso de la misma la llevan un grupo de mujeres, donde estas exploran un lugar que hará que surjan los miedos y las rencillas y donde la sombra del marido ausente de la protagonista adquiera vital importancia. FIN SPOILERS

 

Garland dota a su película de un ritmo sosegado y tranquilo algo que tras haber visto ‘Ex-machina’ no tiene que sorprender a ningún espectador. El director y guionista ha rebajado la aparente profundidad de la novela en la que se basa para hacerla mas digerible pero parece que no lo ha conseguido. Eso o es que como espectadores nos estamos acomodando demasiado, parece que esperamos que nos los den todo explicando y que nada suponga un mínimo reto. No hay rastro del reptador y de sus escritos en la película de Garland que parece haber simplificado la idea de frases escritas con plantas y flores por el hecho de encontrar distintas flores que crecen de la misma raíz. A pesar de que el director y guionista muestra ciertas ausencias en los recuerdos de las protagonistas, esta idea parece mas una reminiscencia de la novela de VanderMeer que un verdadero intento por explorar las mismas ideas y conceptos que el escritor norteamericano ha desarrollado en su novela. Un equipo de cuatro personas: Una bióloga, una antropología, una topografía y una psicóloga que inicialmente era de cinco, una lingüista, hasta que esta desertó antes de empezar la misión, es sustituido por Garland por un grupo de cinco personas: Una bióloga, una geóloga, una médico, una física y una psicóloga. Suponemos que el hecho de hacer de la protagonista una ex-militar ha sido utilizado por el director y guionista para poder justificar ciertas escenas de ‘acción’ en su película.

 

Puede que a ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’) sobre pretenciosidad., la sensación de que esta película se cree más grande de lo que realmente es. Pero esto no es culpa exclusiva de Garland sino de VanderMeer porque seamos sinceros, la historia en la que se basa esta película a pesar de haber ganado el premio Nebula en el año 2014, acaba por resultar un tanto pesada e incluso repetitiva y también se le puede achacar cierta pretenciosidad. El director y guionista se centra en el pasado de Lena con su marido dejando de lado la manera en la que esta exploraba la naturaleza que habitaba en la piscina de su casa o su encuentro con la estrella de mar, algo que vuelve a dejar en el tintero algunas ideas bastante interesantes de la novela. Sorprende que tras ‘Ex-Machina’ muchos espectadores se quejen del ritmo con el que Garland dota a su película, sorprende que muchos consideren a esta película como demasiado intelectual. ‘Aniquilación’ (‘Annihilation’) es una buena cinta de ciencia ficción pero cuyas constantes referencias y el reciente recuerdo de ‘La llegada’ (‘Arrival’) pueden jugar en su contra.

 

 

Lo mejor: El guiño a ‘Moon’
Lo peor: Todo resulta demasiado artificial como muchos de sus efectos especiales.

Título: Aniquilación – Annihilation
Año: 2018
Género: Ciencia Ficción – Drama
Duración: 115 min.
Director: Alex Garland
Guión: Alex Garland según la novela de Jeff VanderMeer
Música: Geoff Barrow y Ben Salisbury
Interpretes: Natalie Portman, Jennifer Jaso Leigh, Gina Rodriguez, Tess Thompson, Tuva Novotny, Oscar Isaac, Benedict Wong, David Gyasi, Sammy Hayman, Josh Danford, Sonoya Mizuno
Nota: 7
Sinopsis: El área X. Un lugar donde las leyes de la naturaleza siguen sus propias reglas alejadas de las que rigen el mundo. Diferentes misiones han fracasado a la hora de averiguar el secreto de tan extraño lugar. Una bióloga y otras cuatro mujeres forman parte del nuevo equipo que han de enfrentarse al área X.

Autor: Agent Sputnik