Muchos personajes han llegado a la gran pantalla y no muchos han podido llamar más la atención que aquellos poco conocidos. Desde Harley Quinn y su famoso Escuadrón Suicida, Robot Man y su grupo de “multi-freaks” también conocidos como la Doom Patrol, hasta el propio Joker y muchísimos otros que ya aparecieron en la gran o pequeña pantalla. Otros más controvertidos, como Hannibal Lecter, también es una figura de películas que se convirtieron en obras de culto. Por ello, y mediante una infografía del casino especialista en tragaperras online Betway, se profundiza más en este maravilloso mundo.

Tiempo atrás quedaron para aquellos superhéroes encargados de salvar a la humanidad de una destrucción total y absoluta. Por esto, vemos motivantes más comunes y humanos tales a la venganza, el dinero, la reducción de condena y hasta el pasar tiempo con su familia como aquellos pensamientos que rigen la actitud de sus acciones durante toda la aventura que los rigen durante sus más recientes aventuras. Es así como vemos que optan por métodos como el asesinato, el chantaje, el engaño y otros trucos minuciosos (y poco heroicos) que permiten a los mismos lograr aquellos objetivos que tanto ansían durante toda la duración de los metrajes.

De esta manera, estos denominados antihéroes apelan a la psicología de cada espectador para lograr empatizar con aquellos que los rodean, dando entendimiento a las acciones que van realizando y vendiéndolas como “la única manera para conseguir lo que buscamos”. Con esto, las grandes audiencias se han lanzado al debate y los analistas han observado con buenos ojos un producto diferente a aquel que ayuda a bajar gatos de los árboles, salvar ciudadanos en un incendio o proteger a la Tierra de una amenaza extraterrestre.

El apelar por los grandes sentimientos de las personas es una muy buena forma de vender con éxito personajes frescos, poco ortodoxos y con grandes complejidades desde su creación. Es buscar generar un mundo distinto a aquel que ha regido durante muchos años las grandes ideas de la casa productora. Los antihéroes, hoy en día, son una gran innovación para un mundo conocido.