Portada Nathan Never 4 vol.3La serie “Nathan Never” de Bonelli publicada en España por Aleta está protagonizada por un agente de la Agencia Alfa, situandose en el futuro en una sociedad altamente tecnológica. Este cuarto número del tercer volumen contiene el material original de la serie Nathan Never #180, 181 y 182.

La primera historia lleva por título “Voces del pasado”, en la que Mal, un chico con ligero retraso mental, llega a la Tierra a bordo de una nave de salvamento. Mal es hijo de Grantham, un poderoso empresario presidente de SRD, una empresa de desarrollo espacial, pero se distanció de su padre hace cuatro años junto con su hermana Gail cuya desaparición debe investigar Nathan Never. Comienza un juego de traiciones ya que la SRD intenta lanzar un prototipo espacial y alguien intenta eliminar a Mal, que es un testigo molesto. La historia de Michele Meda contiene la suficiente dosis de intriga para hacer pasar un buen rato de lectura, con dibujo de Stefano Casini limpio y dinámico.

“El coche negro” es la segunda historia en la que Nathan Never se infiltra en el equipo de la automovilista Linda Jamix con su compañera Nicole en el Booman Extreme Rally, para investigar la desaparición de su hija Christine. En la carrera tendrán que hacer frente a las diversas pruebas pasando por escenarios de jungla, nieve y desierto, aparte que un misterioso coche negro le pondrá las cosas difíciles a nuestros amigos, ya que algo oculta el conductor del vehículo realizando maniobras conocidas por Linda, que lo relaciona con Christine. Stefano Vietti es el encargado del guión, con una trama que a pesar de situarse en una carrera logra mantener la atención del lector sin hacerse pesada. El dibujo de Andrea Bormida no es atractivo y muy poco inspirado, discreto.

Por último, “El secreto de los números primos” entra de lleno en el terreno fantástico de elementos policíacos. Un joven matemático muere por accidente fortuito cuando había realizado un descubrimiento sobre los números primos. Años más tarde, una joven se conecta a Net-Live, un sistema de realidad virtual donde conoce a un joven que al cabo de un tiempo desaparece sin dejar rastro. La joven encarga a Nathan Never su búsqueda, descubriendo que los dos sucesos están relacionados aunque la empresa de Net-Live intentará boicotear la investigación para evitar que la verdad salga a la luz. El guión de Bepi Vigna nos traslada a un mundo virtual en el que Nathan Never investiga un caso de desaparición, con una trama algo predecible pero interesante. Patrizia Mandacini crea un dibujo realista, al menos en las escenas que no son de realidad virtual, pero sale bien parada en términos generales.