Inicio » Cómic Americano » [Crítica] 100% Marvel. Masacre: El Mercenario Zombie 2
[Crítica] 100% Marvel. Masacre: El Mercenario Zombie 2

[Crítica] 100% Marvel. Masacre: El Mercenario Zombie 2

Masacre: El Mercenario Zombie 2100% Marvel. Masacre: El Mercenario Zombie 2
Guión de Victor Gischler
Dibujo de Bong Dazo
Libro con solapas. 184 páginas. Precio:14,50 euros.
Editorial Panini.

Hace unos días por fin pude deleitarme mis ojines con la conclusión de las andanzas del mercenario más bocazas, leyendo esta historia que le ha llevado desde la Tierra Salvaje a la horrenda dimensión de los Marvel Zombies. Cuando reseñé el tomo anterior en su día, ya comenté que se trata de un argumento divertido y “paranoiesco”, con ciertos momentos que arrancan, o al menos esbozan, una sonrijuela en el lector.

Lo primero que hay que decir es que este segundo tomo pone colofón a la historia, manteniendo esa misma línea pseudo-bufonesca del anterior. De hecho veremos cómo todos los principales protagonistas (es decir, el bueno de Wade Wilson, su cabeza zombie homóloga de otra dimensión, la guapa bióloga y el agente tontaco de I.MA.) acabarán todos ellos metidos en esa mencionada dimensión de los Marvel Zombies tratando de no acabar siendo la merendola de los hambrientos habitantes de ese lugar. Lo más curioso del tomo es que si para cualquier otro personaje de Marvel ésta sería una situación la mar de dramática, para el bueno de Masacre será en un sinfín de situaciones divertidas y gilipollescas, pues hay que reconocer que este tío sí que sabe cómo pasarlo bien cuando va a un sitio nuevo (por peligroso que sea).

Sólo hay que ver la forma en la que comienza este tomo, con Masacre dando saltos dimensionales en los que dejará su impronta a pesar de que su estancia se reduzca a unos minutos. A colación de este comienzo del tomo, hay que comentar cómo cada una de esas dimensiones que nuestro mercenario favorito visita, serán retratadas con el peculiar estilo de dibujantes consagrados, tales como Kyle Baker, Das Pastoras y sí amigos míos… el incomparable ¡¡¡Rob Lielfeld!!!. Ja, ja, a lo mejor con esto que voy a decir me gano la animadversión de muchos blogueros, pero tengo que reconocer que cuando a este tío no se le va la mano en las formas y en las dimensiones de sus personajes, su estilo me parece muy chuli (ale, ya lo he confesado…; admito todo tipo de críticas y burlas por estas palabrejas).

De esta forma, tras esas “visitas” de Wade Wilson por distintas y sucesivas líneas temporales (en las que conocerá a unas curiosas versiones de sí mismo), finalmente irá a dar con sus huesos a una dimensión llena de huesos (valga la redundancia). Como he comentado al principio, a partir de aquí la historia se convierte en una constante huída de nuestro protagonista y sus amigos, aderezada con situaciones a cuál más divertida y repleta de enfrentamientos con algunos seres putrefactos de esta línea temporal. Incluso seremos partícipes de un nuevo enamoramiento de Masacre (esta vez de una guapa y un poco calentorra científica, que sobrevive junto a otros humanos escondidos bajo tierra).

En definitiva, un tomo que mantiene esa línea ya vista en el anterior, con una buena combinación de diversión y aventuras. A pesar de ser un cómic con casi 200 páginas se lee de una forma rápida y del tirón, pues va dejando al lector con ganas de saber qué más cosas estrambóticas les pueden ocurrir a nuestros protagonistas. Así que si buscas un cómic de Marvel de lectura rápida y entretenida (y con un magnífico dibujo que le va de perlas al tono de la historia) te recomiendo encarecidamente los dos tomos de Marvel 100% que componen esta miniserie. ¡Yo personalmente me lo he pasado bastante bien y me han dejado buen sabor de boca!.

Acerca de SrGrifter