Inicio » Críticas de cómics » [Análisis] The Unwritten #1
[Análisis] The Unwritten #1

[Análisis] The Unwritten #1

unwritten01

The Unwritten #1

Guión: Mike Carey
Dibujo: Peter Gross
DC Comics, Mayo 2009
Precio: Un mísero dólar

Si tienes un dólar, ya te puedes comprar éste cómic.

Interesante apuesta de DC al abaratar al máximo un primer número de 40 páginas para que llegue al máximo de público posible.

Y la verdad es que el tema del precio es sólo una diminuta guinda en el pastel. Porque el resto del pastel merece mucho la pena.

Siguiendo con la analogía de los dulces, los pasteleros de ésta obra son Mike Carey y Peter Gross. Ambos ya habían trabajado juntos en la reconocida serie de Lucifer y son una baza bastante importante para seguir con la serie.

¿Y de qué va? Supongo que os estaréis preguntando a éstas alturas. Pues la historia es simple: Tom Taylor es hijo de Wilson Taylor, un reputado escritor de una serie de novelas de fantasía protagonizadas por un joven mago que, casualidades de la vida, es igual que él.

Aprovechandose de ésto Tom tiene su fama garantizada y se dedica a ir a convenciones y demás dedicadas al personaje, dado que su padre hace unos años que desapareció sin dejar rastro.

En una de ésas convenciones una periodista empieza a realizar incómodas preguntas que ni tan siquiera él sabe responder. Y entonces es cuando se planta la semilla de la duda ¿es Tommy Taylor un personaje o una persona? Y la cosa se complica más aún cuando el vampiro villano de las historias le secuestra y…

Y que no os voy a contar nada más. Echadle un ojo. Es un gran primer número, a reducido coste y superior número de páginas de lo normal.

Falta ver cómo evoluciona la serie. Yo de momento voy a estar ahí para verlo ¿y tú?

Saludos!

Acerca de Nacho

Nacido mutante y mordido por una araña radioactiva mientras tocaba la guitarra en el campo de pruebas de la bomba gamma tras haber quedado ciego por un isótopo al salvar a un viejito de morir atropellado justo cuando regresaba de un viaje al espacio dónde fue bombardeado por rayos cósmicos y... Vamos, ¡¡Que lee muchos tebeyos!!