Inicio / Críticas / Crítica Promoción Fantasma

Crítica Promoción Fantasma

TITULO ORIGINAL Promoción fantasma.
AÑO 2012.
DURACIÓN 88 min.
PAÍS España
DIRECTOR Javier Ruiz Caldera
GUIÓN Cristóbal Garrido, Adolfo Valor
MÚSICA Javier Rodero
FOTOGRAFÍA Arnau Valls Colomer
REPARTO Raúl Arévalo, Alexandra Jiménez, Andrea Duró, Jaime Olías, Alex Maruny, Anna Castillo, Javier Bódalo, Aura Garrido,Joaquín Reyes, Carlos Areces, Silvia Abril, Luis Varela
PRODUCTORA Mod Producciones / Think Studio / Ikiru Films / Ciskul / Fox International Productions / TVE / AXN / Canal+ España / TVC
WEB OFICIAL http://www.promocionfantasma.es/
GÉNERO Comedia | Fantástico

SINOPSIS Modesto es profesor y en ocasiones ve muertos, lo cual no solo le ha costado una fortuna en psiquiatras, sino el despido de todos los colegios donde ha trabajado. Su suerte cambia cuando consigue plaza en el Monforte y tiene que dar clase a cinco alumnos que han convertido un colegio de prestigio en la casa de los horrores. Modesto tiene que lograr que los cinco chicos aprueben el último curso y se larguen de allí de una vez por todas. Pero no lo va a tener fácil: los cinco llevan veinte años muertos. (FILMAFFINITY)

En todas las entrevistas o declaraciones de Javier Ruiz Caldera, siempre sale a relucir su innegable afición por los años 80 y algo así no podía pasar desapercibido en su obra. Su primera película, Spanish Movie, me dejó un poco frío, pues no soy muy amigo de ese tipo de comedia.Aún así, he de reconocer que fue mucho mejor que un gran número de las que llegan, de ese mismo género, del otro lado del Atlántico. La promoción fue realmente bestial y entrañable para aquellos que pasamos la treintena. En esta segundo acercamiento a la dirección, los ochenta están mucho más presentes en todos los aspectos, por lo que creo que gustará más a aquellos que vivieron “la movida” de los ochenta, que a las nuevas generaciones, más cercanas al humor tipo Spanish Movie.

Lo primero que le puede venir a alguien a la cabeza al ver el trailer de Promoción Fantasma es que estamos ante otra gamberrada made in Spain, de esas en las que los gags ametrallan al espectador sin un minuto para el descanso y la escatología es una de las pocas bazas para el éxito. Es por eso que mis expectativas estaban bastante bajas antes de verla. Pensaba que sería la típica comedia adolescente plagada de bromas socarronas y situaciones absurdas. Ahora, tras darla un buen vistazo, me alegra haber invertido mi tiempo (y no poco dinero…) en una película que, si bien no es una maravilla, cumple perfectamente con el cometido de entretener al espectador.

La historia no es nada del otro jueves. Carece de giros argumentales o tramas complicadas, pero esta simplicidad es algo buscado, pues en su sencillez radica parte de su éxito. De igual manera, su humor, generalmente basado en situaciones producidas por el choque generacional entre los fantasmas y el profesor, es bastante accesible para todos los públicos pero no por ello menos efectivo. Dichas situaciones podrían no haber resultado tan bien de no ser por el buen hacer del equipo actoral, pues desde los protagonistas hasta el último extra, hacen una labor estupenda para conseguir situaciones realmente hilarantes.

El reparto está encabezado por el siempre eficaz Raúl Arévalo y la no menos certera Alexandra Jiménez. Ambos cumplen su cometido y llevan, más en el caso de él que en el de ella, el hilo conductor de la historia. Buen trabajo el de ambos, pero he de decir que, en mi opinión, los secundarios están tan absolutamente bien, que eclipsan el trabajo de la pareja protagonista. Las escenas en las que aparece Joaquín Reyes, un psicólogo freudiano obsesionado con el tema homosexual, me parecieron realmente buenas, con algún que otro gag que agradecí no haber visto en el trailer. Sus apariciones son breves pero realmente contundentes. De la misma manera, su compañero en la genial Museo Coconut, Carlos Areces, demuestra que lo suyo en la comedia no es pura casualidad, dando vida a un histriónico representante de la Asociación de Padres del Colegio. La escena final, en la que es pleno protagonista, es una de las mejores gamberradas del cine patrio de los últimos años. Otra de las mejores escenas de la película, la protagoniza una poseída (y cachondísima) Silvia Abril, que da vida a una esperpéntica conserje. Sus breves apariciones son desternillantes, pero la escena de la posesión me pareció realmente brutal. El quinteto de fantasmas es un claro homenaje al Breakfast Club (fatalmente traducida aquí como El Club de los Cinco) de John Hughes. Todos los personajes son prácticamente importados de aquella (incluso, el homólogo de Emilio Estevez, aquí porta una chaqueta universitaria estilo americano por si quedara alguna duda). De todos ellos me quedo con Javier Bódalo, que interpreta a un fantasma en eterno estado de embriaguez, cuya máxima obsesión es ir a Pachá después de terminar el baile de graduación. De todas las escenas protagonizadas por los fantasmas, las suyas fueron las que más carcajadas arrancaron en la sala. Gran trabajo.

La banda sonora es un ejercicio de nostalgia continuo: Bonnie Tyler con su Total Eclipse of the Heart, The Trashmen y el siempre eficaz Surfin´Bird, el Saturday Night de Whitfield con el que arranca la película, o el cañí Enamorado de la Moda Juvenil de Radio Futura. Con este último tema, el homenaje a la película de Hughes es más que patente, pues da pié a un baile de los fantasmas en el que emplean los pasos que utilizaran Estevez, Ringwald y compañía en aquella mítica biblioteca. Muy acertada la banda sonora.

Hasta ahora se me hacía difícil creer que en España se pudiera hacer una comedia de un género tan exclusivistamente americano con tanto acierto. Como digo, no quiero que nadie piense que es una obra maestra, pero estoy seguro de que todo el que busque en ella diversión y entretenimiento, va a encontrarlo sin esfuerzo. Da gusto ver de vez en cuando producciones españolas que se salen de los géneros tipical spanish (guerra civil, sexo, drogas, paro y drama, mucho drama) para abrazar con acierto otro tipo de géneros hasta ahora vetados.

Promoción Fantasma es, en definitiva, una comedia en ocasiones gamberra, en ocasiones ligera, pero acertada en su propósito de entretener a base de buen rollo y buenas actuaciones de sus secundarios. Su continuo homenaje – desde el baile fin de curso inicial hasta el The End final – al cine universitario de los ochenta, hará las delicias de los que disfrutaron de aquellas entrañables historias en sus vhs. Hacía tiempo que no veía una película tan sincera y fiel a su propósito y que además enlazara con el público. Si quieres pasar un buen rato, aunque sin demasiadas florituras ni argumentos elaborados, sin duda, esta es tu película.

Lo Mejor: Las actuaciones de los secundarios.
Lo Peor: Que llegue treinta años tarde para ser un referente de los ochenta en nuestro país.

Alexandra Jiménez comedia destacamos Javier Ruiz Caldera joaquin reyes Promoción Fantasma Raúl Arévalo

Acerca de Azid_Phreak

Un comentario

  1. Totalmente de acuerdo contigo, cumple el objetivo de divertir al personal y conmigo lo cumplió con creces. Me parece muy cachonda y entretenida y los mejores momentos los da Silvia Abril, Joaquín Reyes y Javier Bódalo. http://unavidadecine.wordpress.com/2012/02/08/cri

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>